4 PILARES DE LA ALCALINIDAD

Seguro que te suenan los términos alcalinidad, dieta alcalina, alimentos alcalinos, dieta del pH…Si todavía no los conoces, te contamos que un estilo de vida alcalino nos ayuda a:

  • Potenciar nuestro estado de salud.
  • Aumentar nuestro nivel de energía y vitalidad.
  • Incrementar la calidad de la nutrición celular.
  • Encontrar y mantener nuestro peso ideal.
  • Fortalecer nuestro sistema inmunológico.
  • Prevenir las enfermedades.
  • Aumentar nuestra claridad mental.
  • Mejorar nuestro estado de ánimo.
Los pilares básicos en los que se basa este tipo de alimentación son:

Nutrición:

Cuando hablamos de nutrición consideramos que dado que el cuerpo es alcalino por diseño y sus funciones (metabolismo) son acidificantes, recomendamos un consumo de 80% de alimentos alcalinizantes y el 20% restante ligeramente acidificantes pero saludables. La dieta debe incluir gran variedad de hortalizas y verduras de hoja verde crudas, ya que son ricas en clorofila.

ensalada

 

Desintoxicación:

Al hablar del pilar de desintoxicación, tanto el propio metabolismo como el estilo de vida (incluida la dieta) generan acumulación de ácidos tóxicos en el organismo. Para mantener el diseño alcalino del cuerpo es fundamental su eliminación a través de las 4 vías principales: la orina, las heces, el sudor y la respiración. La acumulación de tóxicos es el paso previo al desequilibrio de la salud.

 

Hidratación:

En cuanto a la hidratación, somos agua en un 80% y perdemos 2L al día, que son imprescindibles reponer. Una ligera deshidratación ralentiza el metabolismo un 3% y una pérdida de agua de un 3% disminuye la fuerza y la resistencia muscular un 10%, así como el rendimiento físico y mental. Es necesario, pues, beber agua purificada, alcalina e ionizada para hidratar las células y eliminar ácidos. Recomendamos 1L por cada 18Kg de peso.

hoja

 

Remineraliazación:

Por último, el cuerpo utiliza sus recursos minerales, como el sodio, el potasio, el calcio y el magnesio, para mantener en equilibrio su diseño alcalino. La acidez generada por el metabolismo y el estilo de vida acidificante, incluida la dieta, consumen nuestras reservas alcalinas, que debemos reponer para preservar el funcionamiento óptimo del organismo. Es por ello importante remineralizarse de forma regular.

 

Deja un comentario